Reconocimiento para las empresas centenarias de Alicante

La Cámara de Comercio y la Asociación de Empresa Familiar reconocen la trayectoria de nueve empresas centenarias de la provincia en el transcurso de la I Gala de Empresas Centenarias.

Publicado en el Diario Información

J. M. P. 14.04.2019 | 04:15

El Teatro Principal de Alicante, cuyo patio de butacas se llenó de público, sirvió de marco ideal para la celebración de la I Gala de Empresas Centenarias, un evento con el que se quiere reconocer a las firmas más veteranas de la provincia de Alicante.

Este acto constituye una iniciativa de laCámara de Comercio de Alicante y de la Asociación de la Empresa Familiar de la provincia de Alicante (Aefa), que ha contado con el patrocinio de la Diputación de Alicante y Cajamar.

 

Como entidades colaboradoras han participado en la puesta en marcha de esta I Gala, el Museo Comercial de la Provincia de Alicante, el periódico INFORMACIÓN, el Ayuntamiento de Alicante, Impulsa Alicante y KPMG.

Un total de nueve empresas de la provincia, con más de cien años de trayectoria en su haber, han merecido el reconocimiento en esta cita, la primera de otras tantas que se celebrarán anualmente, ya que las entidades organizadoras han detectado cerca de 90 empresas que superan los cien años de trayectoria.

 

 

Este reconocimiento se ha querido plasmar en la figura de un faro, una estatuilla que se ha entregado a los representantes de las empresas homenajeadas y que forma parte del logotipo conmemorativo de la gala. El faro como figura alegórica, tal como se señaló en la presentación del acto, de lo que representan estas empresas «que nos sirven de guía por su solidez, constancia y visión, entre otros muchos valores, y que han hecho de ellas auténticos referentes socioeconómicos a nivel provincial, nacional e internacional».
 

El acto ha contado con la presencia del alcalde de Alicante, Luis Barcala; el presidente de la Diputación Provincial, César Sánchez; los presidentes de Cámara de Comercio y AEFA, Juan Riera y Francisco Gómez, respectivamente; y el director territorial de Cajamar, Manuel Nieto.

 

Tras las palabras de bienvenida a cargo del alcalde y de la intervención del presidente de la Diputación, se inició la entrega de reconocimientos a las empresas centenarias homenajeadas en esta edición. Cada una de las entregas iba precedida de un vídeo en el que se hacía una semblanza de las empresas reconocidas.

Empresas homenajeadas

El primer distintivo ha recaído en manos de la empresa Verdú Cantó Saffron Spain. El promotor del Museo Comercial de Alicante y actual presidente de la Asociación Mármol de Alicante, David Beltrá, ha sido el responsable de entregar el reconocimiento a Raimundo Verdú y Juan Luis Durá.

 

El siguiente distintivo ha sido entregado por el presidente de AEFA, Francisco Gómez, al Consejero Delegado, Antonio Arias, y a la Consejera, María Jesús Arias,de la Alcoyana. Gómez ha recordado que «las empresas son un elemento fundamental para el desarrollo de nuestra sociedad, y hoy queremos reivindicarlo», y en este sentido ha incidido en que «ahora más que nunca, debemos poner en valor la figura de la empresa y del empresario».

 

La empresa Bras del Port ha recogido su premio como empresa centenaria de manos de Miguel Ángel Paredes, socio responsable de KPMG Alicante y Murcia. El presidente de Bras del Port, Jaime Gamba, y la exconsejera y accionista, María Cuervo-Arango y Cienfuegos Jovellanos han recibido el reconocimiento.

 

Otro de los premios ha sido recogido por el presidente ejecutivo de Chocolates Valor, Pedro López, de mano del director territorial de Cajamar en Alicante, Manuel Nieto. Para el directivo de la entidad financiera, patrocinadora del evento, «con estos reconocimientos se pone de manifiesto que las empresas que perduran en el tiempo son aquellas que se caracterizan por las buenas prácticas y la gestión responsable, por su capacidad de adaptación y su constante innovación». Afirmó que Cajamar «apuesta por el tejido industrial de la provincia de Alicante al que seguiremos apoyando y que todas estas empresas centenarias nos sigan ilusionando cien años más».

 

 

La Unión Alcoyana Seguros se ha alzado con otro reconocimiento que ha sido otorgado por el presidente de la Cámara de Comercio de Alicante, Juan Bautista Riera, y recogido por el consejero del consejo de administración de Unión Alcoyana Seguros, Enrique Rico, y el director general de esta compañía, Enrique Jorge Rico.

 

Tras esta entrega, Riera ha manifestado que éste «es un proyecto de largo recorrido y por eso vamos a poner en marcha un Club de Empresas Centenarias de la provincia que tendrá su sede en la Cámara. Queremos con ello dar a conocer una parte importantísima de la historia empresarial de nuestra provincia, ponerla al servicio de la sociedad y de los investigadores y con esta labor divulgativa, crear vocaciones empresariales entre nuestros jóvenes».

Con la intención de poner en valor la labor realizada por las empresas, también ha sido homenajeada la compañía Fernando Flores. El vicepresidente de la Diputación de Alicante, Carlos Castillo, ha hecho entrega del distintivo a Mario Flores, accionista mayoritario del Grupo Flores y nieto del fundador.

 

La celebración de la gala continuó con el premio para Aguas de Alicante, que ha sido entregado por el alcalde de Alicante, Luis Barcala, a Francisco Bartual, director general de Aguas Municipalizadas de Alicante- Empresa Mixta.

 

Otro de los reconocimientos ha recaído en Harinas Andrés Serrano. Jesús Javier Prado del diario INFORMACIÓN fue el responsable de entregar dicho distintivo a dos representantes de la compañía, a su expresidente, Andrés Serrano Gonzálvez, y a su presidente actual, Andrés Serrano Vaello.

 

El último galardón ha sido para Almendra y Miel. La vicepresidenta de AEFA, Maite Antón, fue la encargada de hacer entrega del distintivo a José Manuel Sirvent, Isabel Sirvent y Beatriz Sirvent, representantes de la décima y undécima generación de la entidad homenajeada.

 

Esta I Gala de Empresas Centenarias se clausuró con un cóctel en el hall y la entrada del Teatro Principal que sirvió para el intercambio de saludos y opiniones entre los galardonados, familiares, amigos, trabajadores y organizadores del evento. Un modo idóneo de finalizar un evento que tendrá continuidad en años venideros.  

Discurso
Juan Bautista Riera Sánchez, presidente de la Cámara de Comercio de Alicante

«Creemos que es justo este reconocimiento público»

Voy a ser muy breve ya que los protagonistas son hoy las empresas, sus propietarios, accionistas y empleados. Por eso, lo primero que quiero hacer es felicitar a todas estas empresas que hoy son objeto de este reconocimiento. Mi más sincera enhorabuena.

Me gustaría recordar que la Cámara de Alicante siempre ha sido la casa de todas las empresas y la gran fábrica de emprendedores de esta provincia.

Creo sinceramente que teníamos una deuda con estas empresas, con aquellos emprendedores que pusieron la semilla de sus negocios hace más de cien años y que han sido capaces de superar guerras y crisis económicas, que han sabido adaptarse de manera constante para satisfacer a sus clientes y mantenerse dinámicas como el primer día.

Son, en definitiva, ejemplo para todos los empresarios y empresas; pero no sólo para ellos; son y deben serlo para los que ahora comienzan una trayectoria empresarial y también para los que aún ni siquiera se lo han planteado.

En definitiva, son referencia para una sociedad que debe reconocer el esfuerzo, la tenacidad, el valor, la lucha y el éxito de trayectorias empresariales donde los equipos humanos, desde el propietario hasta el último empleado, han contribuido al relato de estas historias.

Tanto la Asociación de la Empresa Familiar como la Cámara consideramos que es justo un reconocimiento público a todas las Empresas Centenarias de la provincia de Alicante y lo haremos en actos similares a éste año tras año.

 

Es un proyecto de largo recorrido, no se va a circunscribir solo a estas Galas. Queremos ir un poco más lejos; de ahí la puesta en marcha de un Club de Empresas Centenarias de la provincia que tendrá su sede en la Cámara.

Queremos llevar a cabo un censo de empresas centenarias, queremos investigar y saber más de ellas; dónde y cómo empezaron; cómo transformaron sus negocios; cómo han conseguido mantener su actividad; cómo superaron las crisis, las guerras; o cómo han realizado ese proceso tan complicado como es la sucesión.

En suma, queremos dar a conocer una parte importantísima de la historia empresarial de nuestra provincia; ponerla al servicio de la sociedad y de los investigadores y queremos hacer esta labor divulgativa para crear vocaciones empresariales entre nuestros jóvenes.

La Asociación de la Empresa Familiar y la Cámara vamos a ser los socios protectores del Club de Empresas Centenarias, con el asesoramiento de David Beltrá y Verónica Quiles como promotores que son del Museo Comercial de la Provincia.

Además, vamos a sumar como socios fundadores a las empresas que hoy han sido homenajeadas y estoy convencido que también tendremos a nuestro lado a Cajamar, que ha sido sensible y receptiva a esta iniciativa desde el primer momento.

Y por supuesto, no me cabe duda, tendremos siempre a nuestro lado a la Diputación Provincial.

Gracias a todos ellos, gracias a los colaboradores, a KPMG y el Diario Información, por su inestimable ayuda, y al Ayuntamiento de Alicante por acogernos en este magnífico Teatro.

Muchas gracias. 

Discurso
Francisco Gómez Andreu, presidente de la Asociación de la Empresa Familiar de la Provincia de Alicante (AEFA)

«Los empresarios y las empresarias son agentes vitales para una sociedad justa y avanzada»

Hace algo más de un año la Cámara de Comercio y la Asociación de la Empresa Familiar de la Provincia de Alicante (AEFA) junto David Beltrá, promotor del Museo Comercial de Alicante y Provincia, iniciamos un camino que culmina hoy en esta gala.

Un camino que se dirige hacia la puesta en valor de nuestras empresas «mayores», mayores entre comillas porque a pesar de su longevidad siguen igual de jóvenes que siempre.

Con el objetivo de reconocer su importancia, el ejemplo que suponen para todos nosotros, y conocer aquellas fortalezas que les han permitido superar, más de un siglo de existencia.

Analizando nuestro tejido comercial, y estableciendo un criterio de selección, que no fuera únicamente jurídico, hemos localizado gracias a la ayuda de los promotores del Museo Comercial, a más de 90 empresas micro, pequeñas, medianas y grandes, que han superado los cien años de vida: comercios, bares, industrias, empresas de servicios, etc. que comenzaron su actividad antes de que naciéramos todos nosotros.

Tratándose en la mayoría de los casos de empresas familiares que han sido capaces de superar una generación tras otra, lo que demuestra una vez más la importancia y valor de las empresas familiares en nuestra provincia.

Por ese motivo debo dirigirme una vez más a nuestros políticos para que, cuando asuman sus nuevas responsabilidades de gobierno, no se olviden de la importancia del tejido empresarial familiar en nuestra Provincia.

Que realicen las inversiones que nos corresponden.

Que reduzcan la presión fiscal a la que nos vemos sometidos, para que podamos invertir aún más en nuestro territorio.

Que no nos convirtamos en el objeto de promesas electorales que no se vayan a cumplir, y permitirme detenerme en esto, si llevamos cuatro años denunciando que la regulación del impuesto de sucesiones y donaciones nos perjudica respecto a otras Comunidades, no pueden esperarse a elecciones para hacernos caso.

Los empresarios nos hemos cansado de ser objeto de promesas electorales, que luego no se cumplen.

Hoy nos reunimos de nuevo para mandar un mensaje, las empresas son un elemento fundamental para el desarrollo de nuestra sociedad, y hoy queremos reivindicarlo.

Sí, estamos en tiempos de reivindicar el papel de aquellos empresarios que tuvieron la capacidad, la inteligencia, la fuerza, el ahínco y la valentía de poner en marcha una empresa, grande o pequeña. Hoy reconocemos el valor de nuestras empresas centenarias, pero obviamente hay que felicitar a todas y cada una de ellas. La empresa que no nace, no puede cumplir un siglo de vida.

Nos movemos en tiempos en los que denostar determinadas instituciones, parece ser una moda, y por ello ahora más que nunca, debemos poner en valor la figura de la empresa y del empresario. Las empresas son estructuras que generan valor, que generan riqueza, que crean empleo; que contribuye el progreso social de nuestro país, que impulsan el desarrollo de nuestra sociedad.

Creo que los empresarios y las empresarias son agentes vitales para una sociedad justa y avanzada, siempre generamos riqueza en el territorio que acoge nuestra actividad. Y ello a pesar de ser un ejercicio que al que lo desempeña en muchas ocasiones, le causa dolor, sufrimiento, angustia€ esa realidad que nunca se cuenta y que todos los empresarios, les vaya bien o mal ahora, hemos pasado en algún momento.

Pero a mí me gusta hablar en positivo. Hablemos de lo que representan nuestras empresas centenarias. Empresas que en su germen proceden del ámbito familiar que, en muchos casos, se mantiene. Empresas que han demostrado que este valor de gestión familiar las ha convertido en más resilientes a los avatares de la historia. Las más duraderas, las más capaces de sobrevivir más de un siglo, todas ellas, tienen en común que nacieron como empresa familiar. Ingrediente fundamental en el que que AEFA viene trabajando desde su creación, ayudando a las empresas asociadas a superar el relevo generacional.

Porque una empresa familiar no es sólo un proyecto económico y de negocio. Es una apuesta colectiva donde se pone todo el futuro y toda la esperanza de una familia, de todos y cada uno de sus miembros. Es por ello, que este tipo de empresas, que hoy tienen más de 100 años, genera la coraza suficiente para poder hacer frente a las diferentes crisis económicas y sociales de su larga vida.

Nuestras empresas centenarias son de diferentes sectores, de diferentes comarcas de nuestra provincia. Son un reflejo de la rica biodiversidad de nuestra provincia. Como os he dicho calculamos que puede haber en nuestra provincia más de noventa empresas centenarias. Cifra más que respetable que nos muestra que Alicante es una tierra fértil para cultivar empresas.

A lo largo de la historia se ha confirmado que la dedicación, la pasión, el amor incondicional a una idea es el mejor aval que se tiene para poder llegar a cumplir 100 años de existencia. Porque alcanzar esta meta, no es fácil ni fruto de la casualidad. No. Es fruto del esfuerzo, de ser luchador, trabajador y valiente. Muy valiente.

Esta noche reconocemos en las nueve empresas galardonadas la importancia de todo el tejido empresarial de nuestra Provincia.

Comunicaros que este proyecto no finaliza con la Gala de hoy, esta Gala es la primera de las que se van a repetir cada año, y es el inicio del futuro Club de Empresas Centenarias que reunirá a las empresas que tengan o vayan cumpliendo cien años, con el objetivo de investigar qué les permite alcanzar esa edad y transmitir esa valiosa información al resto de las empresas para que puedan aplicarla y poner en valor la figura del empresario.

Para terminar agradecer a la Cámara de Comercio de Alicante, a Cajamar, al Museo Comercial, a la Diputación Provincial y al Ayuntamiento de Alicante, a KPMG y al diario Información, su participación en este importante proyecto que está llamado a convertirse en un hito empresarial. Felicitar a las empresas galardonadas y desear que continúen tan activas en años venideros para poder celebrar, con otras empresas, muchos más años de existencia.

Muchas gracias. 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies