Mármol y Piedra archivos - Museo Comercial

Mármol y Piedra

En el siglo XVIII se explotaban las canteras de piedra en Bateig (Novelda-Elda), Rambla Fonda (La Romana) y Rollo (Aspe). Pero el arranque definitivo de la industria del mármol en la provincia (extracción y fabricación) ocurre en plena modernización. Entre la segunda y tercera década del siglo XX se abren nuevas canteras en Cavarrasa (Monóvar), Sierra de la Horna (Novelda), Serra Pelà (La Romana), el Altico (Novelda-Aspe) y La Mola (Novelda). También en tierras murcianas próximas a Pinoso, encontramos canteras como en El Cantón (Abanilla). Posteriormente comenzaron otras explotaciones cercanas como las de Quibas o la Peña de la Zafra, de Abanilla y Fortuna, respectivamente. Hasta mediados del siglo XX, el traslado de la piedra desde la cantera hasta la fábrica, aun habiendo mejorado las infraestructuras viales, era lento y costoso, porque el medio de transporte era de tracción animal, cureñas y carretones, arrastrados por bueyes, reatas de mulas o asnos. La llegada del ferrocarril MZA (Madrid-Zaragoza-Alicante) en 1858, favoreció la exportación de sectores como la agricultura, el comercio y la piedra natural viéndose beneficiados por la revolución de los transportes y la mejora de caminos y carreteras. Unido a ello, la cercanía de las Canteras de la afamada piedra de Novelda, o de Bateig, en el paraje que lleva su nombre, hizo que se instalaran junto al edifico del Ferrocarril, las tres primeras industrias del sector de la piedra natural en nuestro valle del Vinalopó. Las familias pioneras, Ramón García Navarro (1870)José Pérez Sánchez (1878), posteriormente Nicasio Pérez, junto a sus hijos Ramón y Pedro García Romero, y la familia Asensi, capitaneada por el fundador José María Asensi Pastor (1880), secundado por los Asensi Villaplana, fueron los artífices en las décadas entre 1870 - 1880 de los cimientos de nuestra industria. Las primeras fábricas se concentraron en Novelda y Monóvar, cercanas al tren y al río desde finales del siglo XIX. Con el tiempo, el desarrollo del sector y el empuje industrial favorecerá nuevas empresas de transformación en el Valle del Vinalopó. El Monte Coto (Pinoso-Algueña), comienza la extracción en 1923. La primera subasta de aprovechamiento de mármol del monte público se concedió a Tomás Pastor Blanes de Novelda. Carlos Tortosa Juan, empresario de Monóvar, comienza la extracción del Crema Marfil en 1928, vinculando su nombre y el de sus sucesores a este mármol. La fábrica de aserrados y elaboración estaba junto a la estación de tren de Monóvar (1911), donde trabajaban con piedras y mármoles de la zona y también de procedencia nacional e italianos. monte cotoCantera de Crema Marfil (Monte Coto, Pinoso-Algueña) herramientasmarmol_mucoin transporte piedra MarmolSpain

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies