Juguetes y Muñecas

 

 

Industria juguetera

Siempre hay un germen y en el caso de Ibi, es claro y conocido de hojalateros a creadores de juguetes de metal. A partir de 1893, la familia Payá inicia la industria juguetera, verdadero motor de la industrialización de Ibi. Una empresa familiar que materializó esta aventura los Hermanos Payá con la empresa La Sin Rival, un sector que dio trabajo a todo un pueblo. Una industria que creció incorporando los diferentes materiales como el plástico a sus productos, desarrollando matricería e industria auxiliar que les concede el control del oficio, y que una vez decayó la industria juguetera, acompañando en paralelo a las diferentes crisis industriales españolas, supo poner al servicio de otras industrias su ‘saber hacer’. juguetes metal

Muñecas

Del barro amasado a mano, cabezas de arcilla, moldes improvisados, cuerpos de pasta de papel o cartón, o de una mezcla o ‘gacha’ de harinas de algarroba o maíz, la confección de trajecitos de casa en casa a una industria organizada, con capacidad de crear modelos originales y de gran éxito. Onil, una de las cunas de la muñeca de fabricación española, supo leer los avances tecnológicos incorporando la utilización del plástico duro, la inyección del plástico blando para seguir abanderando el liderazgo de las famosas muñecas de Onil. Varias familias, primeramente, hacia 1870, Ramón Mira Vidal y posteriormente, Eduardo Juan Sempere, formalizaron las bases de una industria en esta pequeña localidad, vecina de la otra, también juguetera Ibi. En 1957, se agruparon veinticuatro fabricantes locales para sortear los nuevos retos de la industria, creando el mayor grupo empresarial de la zona, FAMOSA (Fábricas Agrupadas de Muñecas de Onil, SA). Durante el 2002, los accionistas de Famosa venden la mayor parte del capital a manos foráneas. muñecas

Juguete de madera

La primera industria juguetera en Denia, en 1904, estaba dedicada exclusivamente a juguetes de hojalata litografiada, con maquinaria y modelos importados de Alemania. Los Hermanos Ferchen de procedencia alemana, antiguos exportadores de la pasa, con su maquinaria, emularon la producción de los Payá de Ibi. Los fabricantes de envases de madera, principalmente para la exportación de pasas, se quedaron sin pedidos, después de que la plaga filoxérica arrasara los viñedos de la comarca de la Marina Alta. Toda una industria montada y sin clientes, supieron innovar y una década después de la plaga, surgió una nueva industria juguetera en base al trabajo de la madera, recortada, torneada y barnizada, que con coloridos muy llamativos y diversas formas y usos peculiares, embelesan con estos juguetes, a varias generaciones de niños.

Quiles López, V. y Beltrá Torregrosa, D. (2019). Cuarenta visiones y versiones de Alicante y provincia. Catálogo Exposición Universidad de Alicante. Edita Museo Comercial y AEFA, Asociación de la Empresa Familiar de Alicante, 36 pp.

juguetes madera    

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies