Cortinas Orientales y Persianas

Cortinas orientales y persianas

Un verdadero clúster de cerramientos y persianas existente actualmente en Sax. Todo empezó en 1916, cuando Vicente Barceló Santonja, patentó su invento que lo denominó bajo el concepto de cortinas orientales que, además de su función decorativa, prevenía a las casas de la entrada de insectos, moscas y mosquitos, generando mayor sanidad e higiene en los hogares, al mismo tiempo que ventilación natural. Además, lo realizó en base a la utilización de canutillos cortados de los sarmientos de la vid, podadas las viñas del Vinalopó. Dichos canutos, hervidos y reblandecidos, se hilaban unos con otros con una sujeción de alambre consiguiendo una cortina para uso doméstico, con la posibilidad de decorarla con motivos orientales o con la información del establecimiento que anunciaban.

Luego vendrían las persianas alicantinas, de listones de madera, engarzadas con unas grapas metálicas, que cubrían las puertas y ventanas de muchos hogares españoles. A la madera, la sustituyó el listón de plástico en la década de 1960 o el canutillo de plástico con formas y colores llamativos, para las cortinas. Posteriormente, el aluminio y otros materiales, además de la especialización en cerramientos en general, han hecho que esa primera patente sea la semilla de todo un sector productivo.

Quiles López, V. y Beltrá Torregrosa, D. (2019). «Construyendo hogares». En Ponce Herrero, G. (coord.)Made in Alicante. Made in Sax. Colección Picayo, nº 12. Universidad de Alicante, pp. 33-35.

cortinas y persianas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies