Industria Tabacalera

Industria de Tabacos

La ciudad de Alicante, en 1801, acogió en la antigua Casa de la Misericordia, la primera fábrica de Levante, Real Fábrica de Cigarros, cuyos trabajos artesanales eran liderados por manos de mujeres alicantinas y de poblaciones vecinas, las llamadas ‘fabricantas’. En 1804, había empleadas 800 mujeres, llegando a ser cerca de 5.000 a finales del siglo XIX.

Miles de manos de mujer a lo largo de dos siglos, han elaborado los mejores puros Farias, conocidos como ‘los de Alicante’ por su maestría y reconocimiento del público fumador. Además de todas las labores propias de uno de los más importantes centros de producción de la Península, después de las fábricas de Sevilla y Madrid. En 1896, según el Anuario de la Bolsa, contaba con 4.253 operarias y 31 operarios de máquinas y otros 56 para faenas generales. El puerto de Alicante también ayudó a dinamizar este sector con las entradas de hoja de tabaco desde las colonias españolas hasta finales del siglo XIX. Hoy la ciudad sigue ligada a la fábrica, ya que ahora se espera tejer nuevos lazos con la puesta en valor de su patrimonio industrial con la cultura y la ciudadanía alicantina.

Quiles López, V. y Beltrá Torregrosa, D. (2019). «Del recuerdo industrial al Distrito Digital». En Ponce Herrero, G. (coord.) Made in Alicante. Made in Sax. Colección Picayo, nº 12. Universidad de Alicante, pp. 21-23.

tabacos  

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies