Una de las grandes empresas transitarias tiene origen alicantino

La empresa familiar Fernando Flores, opera en el puerto de Alicante desde 1919 como Agente de Aduanas, Consignatario y Transitario.

Publicado en el Diario Información

31.03.2019 | 04:15

Oficinas de Fernando Flores y Cargo Flores, abierta en el año 1990 en Barcelona.

Oficinas de Fernando Flores y Cargo Flores, abierta en el año 1990 en Barcelona. J. M. P.

El Teatro Principal de Alicante acogerá el jueves 11 de abril la primera gala «Empresas Centenarias» de la provincia de Alicante, un acto en el que se reconocerá el trabajo de estas empresas. La Diputación, la Cámara de Comercio, la Asociación de la Empresa Familiar de la provincia de Alicante (AEFA) y Cajamar han firmado un acuerdo para realizar todas las actividades. Además, se va a crear un Club de Empresas Centenarias de la provincia de Alicante con el asesoramiento técnico y científico por el Museo Comercial de Alicante y provincia, que tendrá su sede en la Cámara de Alicante.

El comercio ha estado ligado a la actividad humana durante siglos y ha permitido que las sociedades y sus economías prosperen. El intercambio de bienes y servicios entre dos o más naciones que da origen a salidas de mercancía (exportaciones) y entradas de mercancías (importaciones) es lo que conforma el comercio internacional. La actividad comercial se ha ido haciendo más compleja con el tiempo y ha requerido, a su vez, de otras empresas que faciliten el transporte de mercancías entre su lugar de origen y el de destino.

Este es el fundamento de la actividad del Grupo de empresas Floresfundada en 1919 en Alicante por Fernando Flores Guillamón, iniciando así el negocio de Consignatario de Buques en la capital de la provincia. La sede estuvo en unas oficinas ubicadas en la llamada «Casa de Flores», en el número 29 de la Explanada. Aquí permanecería la sede de la empresa hasta abril de 2001, cuando los responsables deciden adecuar sus instalaciones a los nuevos tiempos.

La trayectoria empresarial estuvo ligada desde sus inicios y durante décadas a la gran actividad que desarrollaba el puerto de Alicante, considerado como el puerto natural de Madrid. En esas primeras décadas tenía más movimiento de mercancías que el puerto de Valencia.

El fundador de la empresa, Fernando Flores Guillamón, representado en un cuadro que se conserva en la sede de Alicante.

El fundador de la empresa, Fernando Flores Guillamón, representado en un cuadro que se conserva en la sede de Alicante.

Durante estos años la consignación de importantes empresas navieras fue atendida por el personal de la empresa Fernando Flores en el puerto de Alicante. De hecho, navieras tan importantes como American Export Lines, DFDS Seaways, Lykes Lines, Nordana Lines, Condeminas o Pinillos, entre muchas otras, fueron representadas por esta consignataria.

Como anécdota, comentar que hasta no hace muchos años, en las oficinas de la Explanada se podía ver el mástil en que se izaba la bandera de esas compañías marítimas cuando algún barco suyo hacía escala en el puerto de Alicante.

Los barcos llegaban con una variada carga, todas ellas importantes para la economía alicantina del momento, como carbón, traviesas, madera, sulfatos, frutas, vino, bacalao y mercancías en general.

A partir de 1958 comienzan a llegar consignaciones de buques para cargar aluminio para la emergente industria del ramo. Asimismo, con la implantación del Depósito Franco de Alicante en el puerto, la llegada de barcos con café verde tomó un gran auge, siendo Fernando Flores el más importante Agente de Aduanas en la tramitación de este tipo de mercancías.

Sucesión en la empresa familiar

En la década de los 40 se incorporaron a esta empresa familiar la segunda generación: Fernando Flores Arroyo y Mario Flores Arroyo, hijos del fundador. Fernando, el mayor, estuvo ausente del negocio varios años por ocupar la alcaldía de Alicante, cargo que desempeñó entre septiembre de 1963 y octubre de 1966, y posteriormente un largo periodo de tiempo (1967-1982) la presidencia de la Cámara de Comercio.

Por su parte, Mario, su hermano menor, sí se dedicó íntegramente a la empresa familiar, llegando a ser presidente de la Confederación Internacional de Agentes de Aduanas y Representantes Aduaneros (CONFIAD), además de participar en la elaboración del Libro Blanco sobre el sector cuando España aún no formaba parte de la Comunidad Económica Europea, hoy Unión Europea.

Debido a la estrecha relación profesional que ambos tenían con determinados países, ostentaron también cargos de cónsules honoríficos: Fernando Flores fue cónsul de Suecia y Noruega; y su hermano Mario representó a Mónaco.

Una idea de la intensa actividad de la empresa es que en la década de los años 60 contaba con más de 60 empleados, siendo el consignatario que más navieras atendía en el puerto de Alicante.

Entre finales de los 70 y principios de los 80 se incorporaron a la empresa representantes de la tercera generación. Los nietos del fundador, Fernando Flores Gomis y Mario Flores Lanuza, ambos con estudios universitario en Ciencias Empresariales y agente de Aduanas.

La cuarta generación se incorpora a la empresa en la última década y está representada por la figura de Elena Flores Girón, hija de Mario Flores Lanuza. La actividad como empresa familiar tiene continuidad.

Actividad de carga y descarga en el puerto de Alicante realizadas por Perfecto Arjones a principios de los años 70.

Actividad de carga y descarga en el puerto de Alicante realizadas por Perfecto Arjones a principios de los años 70.

Expansión a otras ciudades

A finales de los 80, con la implantación de la carga en containers como método de transporte más económico y eficiente, el movimiento de mercancías se traslada a puertos base ya consolidados, como eran los de Algeciras y Barcelona, incorporándose después el puerto de Valencia, que con una gran inversión consiguió ser puerto base en muy poco tiempo. Fue por lo que la empresa Fernando Flores fue expandiendo sus oficinas a otros puertos con mayor actividad (Barcelona y Valencia).

A lo largo de estos 100 años la empresa se ha ido adaptando a las nuevas tecnologías y se ha ido reestructurando en sus diferentes sedes, dedicadas cada una a una actividad en concreto. Así, Fernando Flores Alicante, sede original del Grupo Flores, está especializada en Consignaciones de Buques, Aduanas, Transitaria y Agentes de carga aérea (IATA).

Fernando Flores Valencia está especializada en tránsitos y Aduanas. Fernando Flores Barcelona concentra su trabajo en Aduanas. Y Cargo Flores, ubicada también en Barcelona, despliega una intensa actividad como Transitaria.

En la actualidad el Grupo Flores tiene corresponsales en todo el mundo. Siendo una empresa familiar, el grupo de empresas Flores tiene 48 empleados, una factura superior a los 18.350.000 euros yunosbeneficios que rondan los 570.000 euros, durante 2018.

El mayor valor, el equipo humano

«Como empresa de servicios el mayor capital que tenemos es el humano. Durante estos 100 años muchas personas han formado parte de esta gran familia, teniendo un recuerdo muy grato de cada uno de ellos», afirma Mario Flores Lanuza, principal accionista de la empresa Fernando Flores. Añade que el principal mérito de que esta empresa familiar se haya perpetuado en el tiempo «radica en implicar en el proyecto no solo a los componentes familiares, sino también al resto de personas que trabajan en en la compañía».

Imágenes para el recuerdo

Un documento manuscrito que muestra un balance de abril de 2019, año de la fundación de la empresa Fernando Flores.

Un documento manuscrito que muestra un balance de abril de 2019, año de la fundación de la empresa Fernando Flores.

Foto familiar del fundador Fernando Flores, con su mujer y sus dos hijos, Fernando (el mayor) y Mario sentado en las rodillas.

Foto familiar del fundador Fernando Flores, con su mujer y sus dos hijos, Fernando (el mayor) y Mario sentado en las rodillas.

Mario Flores Arroyo en su despacho de la empresa.

Mario Flores Arroyo en su despacho de la empresa.

Mario Flores Arroyo, Chema Domenech y su esposa y Fernando Flores Arroyo, en una imagen de finales de los años 80.

Mario Flores Arroyo, Chema Domenech y su esposa y Fernando Flores Arroyo, en una imagen de finales de los años 80.

Hitos

1919: Fundación. Fernando Flores Guillamón crea la empresa Fernando Flores, iniciando las actividades de la empresa como consignatario de Buques.

1969: Barcelona. Apertura de la sede de Fernando Flores en Barcelona, que cumple en la actualidad 50 años desde que se creara

1989: Valencia. La empresa abre una nueva sede en Valéncia.

1990: Cargo Flores. Apertura de la sede de Cargo Flores en la ciudad de Barcelona.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies